Actuaciones en directo

 

Ofri Eliaz actúa en Israel con varios músicos y en distintos programas.

Dos programas están disponibles: Uno del repertorio Ladino en hebreo y ladino, y el otro de temas de amor clásicos israelís.

El programa ladino incluye temas conocidos como: Adio Kerida, Árboles, la serena, La vida do por el raki y kuando el rey Nimrod; junto a temas menos populares como: Ya salio de la mar, komo la rosa y Djako. Incluye también plegarias sefarditas en hebreo tales como Yigdal, Tzur Mishelo y Hamavdil. Ofri eliaz canta y nos habla acerca de las canciones y su largo viaje de generación en generación.

Está la posibilidad de actuar con playback de la música o con músicos (normalmente un guitarrista y un percusionista). Algunas de las actuaciones incluyen a la bailadora de flamenco Meirav Reuven así mismo como a la contadora de historias sefarditas Matilda Koen Sarano. Esta actuación trata de la Esperanza y el Amor, del Nacimiento y la Muerte, de Bodas y Funerales, de Poesía y Añoranza.

El programa Israelí incluye temas de amor clásicos israelís tales como: “Ayelet Ahavim”, “Hair Beafor”, “Hachbisini Tachat Knafech”, “Kol Ma Shetirzi”, “20 Year Love” (traducida) entre otros, interpretados con un único sabor a jazz.

Esta actuación se acompaña normalmente con un teclado.

 

Ladino

En 1492 los judíos fueron expulsados de España. Se les obligó a dejar todas sus pertenencias, pero se llevaron con ellos su    herencia, su lenguaje (un dialecto del español llamado Ladino) y su amor a la música. Durante siglos, la melodiosa y sentida música de los judíos sefarditas les ha acompañado por todas las naciones donde se han establecido, desde el Norte de África a los Balcanes, Turquía, Grecia, Italia y América hasta el día de hoy en Israel. Estas diversas influencias son evidentes en su cultura y en su música.

Donde fuera que se establecieran (comunidades cerradas), manteniendo sus propias costumbres y tradiciones, la música tenía un papel primordial en su vida en común y en ocasiones especiales –días de pena o de alegría- cantaban las baladas que se transmitían de generación en generación.

Con el tiempo, se escribieron variantes de estas canciones, pero al tono romántico traído de España se le añadían los sentimientos tradicionales judíos. Aunque las canciones siguieran siendo de amor, también hablaban de otro tipo de amor, el amor y la añoranza de la tierra santa: Zión. Estos sentimientos influenciaron tan fuertemente las canciones que se llegaron a convertir en parte de la herencia religiosa que perdura hasta nuestros días en el canto de las plegarias.

La mayoría de los judíos sefarditas en los Estados Unidos traza su herencia allá en las tierras del antiguo Imperio Otomano. La herencia musical sefardí destaca por su rico cuerpo de “Romansas” (baladas) “Cantigas” (canciones populares) y “Endechas” (lamentos) en Ladino, que volviendo a la España Medieval y renacentista se pueden encontrar con algunas variantes en el mundo hispano. Esta vibrante cultura musical sefardí se ha ido transmitiendo entre comunidades a lo largo y ancho del Mediterráneo, así mismo como en Israel y América. Mientras que las interpretaciones contemporáneas tienden a presentarlo como música “temprana”, realmente la música sefardí pertenece a la esfera musical de Medio oriente. Gran parte utiliza el sistema “magams” o modo, común a la música turca, árabe, griega, persa y de otras músicas mediterráneas y del próximo oriente. Los instrumentos que se usan tradicionalmente para acompañar el canto Ladino (desde Turquía a los Balcanes) son típicos de la música popular turco otomana de principios de siglo, e incluyen el Oud, Kanun, Tanbur, Djumbush, Dumbeg y el Tamborino así como otros instrumentos.

 

Para organizar una actuación contactar via e-mail o teléfono  

TL: 0507-992285

Email: ofrieliaz@ofrieliaz.com  

  • YouTube Classic